La escuela de guías de Alquézar, en auge por la demanda

La escuela de guías de Alquézar, en auge por la demanda

En el pueblo de Alquézar, uno de Los Pueblos más Bonitos de España, ubicado a los pies del Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, se encuentra la escuela-albergue desde la que han salido 1.500 guías titulados en los últimos 14 años.

Imagen destacada: Vistas desde la Escuela-Albergue de Alquézar. Fuente.

La extraordinaria configuración del territorio que comprende la Sierra de Guara en particular, y el Pirineo Aragonés en general, proporciona una gran riqueza natural que se suma a los tesoros patrimoniales, culturales y humanos, que poseen las comarcas altoaragonesas y que suponen su principal fuente de recursos.

Tantas son las plazas laborales que se precisan para cubrir los puestos que generan las actividades de turismo natural y rural que en 2003 se abrió esta escuela gracias a la colaboración de la Federación Aragonesa de Montañismo.

La escuela-albergue de Alquézar se ha erigido como referente nacional en la formación reglada de los profesionales que guían a los turistas y recibe estudiantes de toda España e incluso de países como Francia, Colombia o Polonia.

Los datos que ha facilitado la propia institución, aseguran que en el sector donde trabajan, existe el pleno empleo y que en temporada estival las plazas de trabajo a cubrir son más numerosas que los profesionales titulados que existen. A causa de esto, la demanda de plazas para obtener la titulación oficial está viviendo un intenso auge que está desbordando, en parte, la capacidad de la escuela. Por ello se cuenta con la colaboración de otros centros de la región; como los módulos de alta montaña, que se imparten en el municipio ribagorzano Graus.

Además, desde la Escuela de Alquézar, se ha apuntado que la demanda internacional de los técnicos que forman, ha crecido también de forma exponencial y trabajar en el extranjero, se ha convertido en una salida habitual para éstos. Muchos de sus antiguos alumnos han conseguido trabajo, entre otros lugares, en los Alpes o en la cordillera magrebí del Atlas.

En conclusión: el turismo activo es un valor al alza y podemos sentirnos afortunados de contar con un amplio sector de profesionales que velan por nuestra integridad y nos guían de forma segura para disfrutar al cien por cien de las maravillas naturales que nos ofrece la geografía global.

Redacción

El autor no ha añadido aún información en su perfil.

Uso de cookies

La Espiga Digital pertenece a Sensación Rural S.L.
Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información.

ACEPTAR